Categorías

Design Thinking como Metodología de Trabajo

Design Thinking como Metodología de Trabajo

El Design Thinking es una metodología para generar ideas innovadoras que centra su eficacia en entender y dar soluciones a las necesidades reales de los usuarios. Es una manera de ofrecer una solución a un problema, tal y como lo haría un diseñador.

Pasar de diseñar desde el producto a tener un pensamiento 

de diseño desde las necesidades del usuario.

El diseñador resuelve problemas a través de un método que pone énfasis en la identificación de necesidades del cliente, la visualización, el prototipado, la iteración y la creatividad. Está basada en una investigación profunda para entender las necesidades más allá de lo que te pueda decir sino realmente analizando lo que hacen, lo que piensan, lo que creen y a partir de ahí encontrar oportunidades de crear nuevas soluciones.

Para que el Design Thinking se desarrolle es totalmente necesario favorecer un entorno creativo y espacios especialmente adaptados para que el pensamiento creativo pueda fluir. En Pallardó consideramos estos espacios como claves para el bienestar y la productividad de las personas, como comentábamos en nuestro último post del blog, "Si queremos ser más eficientes, diseñemos entonces espacios para la felicidad".

“No solamente ponerte en sus zapatos, sino salirte de los tuyos, salirte de tus paradigmas 

y poder ver la realidad desde una nueva perspectiva”

 

En la metodología del Design Thinking entran en juego dos tipos de pensamientos: El pensamiento analítico y el pensamiento intuitivo, que deben formar una mezcla homogénea para conseguir alcanzar el pensamiento de diseño.

El proceso de Design Thinking lo realizamos por medio de 5 acciones fundamentales:

  • Empatizamos: profunda comprensión de las necesidades de los usuarios implicados en el problema que queremos solucionar y de su entorno. Es imprescindible conseguir ponernos en la piel de dichas personas para ser capaces de generar soluciones consecuentes con sus realidades. Inmersión en el contexto de la problemática de las personas.
  • Definimos: Durante la etapa de definición filtramos la información recopilada durante la fase de Empatía y nos quedamos con lo que realmente aporta valor y nos lleva al alcance de nuevas perspectivas interesantes. Identificaremos problemas cuyas soluciones serán clave para la obtención de un resultado innovador.
  • Ideamos: esta etapa tiene como objetivo la mayor cantidad posible de opciones. No debemos quedarnos con la primera idea que se nos ocurra. En esta fase, las actividades favorecen el pensamiento expansivo, sin limites y sin prejuicios. Todo vale y en muchas ocasiones las ideas más raras son las que generan las soluciones más innovadoras.
  • Prototipamos: contruir un modelo “rápido” que nos ayude a dar forma a lo que hasta ahora era una idea o concepto. Creamos algo que podamos tocar. Hacemos algo que no nos consuma demasiados recursos ni demasiado tiempo para poder probarlo cuanto.
  • Testeamos: una vez hemos creado el prototipo, lo probamos con la ayuda de nuestro
    público objetivo hacia el que se orienta la solución que estamos desarrollando. Una vez obtenido el feedback, incorporaremos las conclusiones para mejorar la solución que buscamos.

Regístrate en el newsletter

Consigue ofertas exclusivas que no podrás encontrar en otro sitio, directamente en tu email!